En este tipo de tratamientos, es muy importante tomar a tiempo el daño de las piezas dentales,
para que el tratamiento de conducto tenga el éxito esperado.
Endodoncia

La endodoncia o tratamiento de conducto es el procedimiento por el cual se elimina la pulpa lesionada o muerta de un diente o muela y se sella el conducto con materiales especiales. La pulpa es la parte interna del diente y contiene nervios y vasos sanguíneos. La misma se sitúa en la parte central de la raíz.

El síntoma no siempre es dolor, la carie ya puede haber afectado a la pulpa de manera irreversible. Muchas veces el diente se oscurece o decolora a causa de traumatismos. En todos estos casos es necesario eliminar la infección realizando la endodoncia. Una vez realizada la endodoncia el diente o muela necesita ser restaurado en cuanto a su función y apariencia; puede requerir de una obturación estética o corona.

Su odontólogo podrá en la mayoría de las veces, salvar el diente dañado con un tratamiento de conducto (endodoncia). Es muy importante tomar a tiempo el daño de las piezas dentales, para que el tratamiento de conducto tenga el éxito esperado.