En DENTALRED es creciente el interés en desarrollar una estética asociada al bienestar
y a la imagen propia que favorezca la autoestima del paciente, es por ello que trabajamos
en depuradas técnicas que nos permitan lograr estos objetivos.
Estética Dental
CARILLAS
Las carillas es una forma de tratamiento rápida e indolora para reparar dientes rotos, espacios de puentes o cubrir decoloración de dientes. Implica la aplicación del compuesto de una resina (plástica) en forma de pasta a la superficie del diente y luego endurecerlo con luz.
Las resinas pueden combinarse hasta lograr el color de los dientes. Estas resinas pueden también contornearse o tallarse para que adquieran la forma de la parte del diente faltante; reducir o eliminar los espacios entre los dientes, recuperando un diente roto, dando así una apariencia normal nuevamente. Existe también carilla de cerámica que se hacen en el laboratorio y se pegan directamente sobre los dientes, logran una estética superior y son inalterables con el tiempo (son las más usadas y las mejores).
A continuación se explica como se realiza:
1. El odontólogo especialista aplica la combinación de una solución a su diente. Esta se adhiere microscópicamente al esmalte y ayuda a la resina a adherirse en forma más segura.
2. La resina se mezcla hasta lograr el color natural del diente.
3. El odontólogo aplica la resina a su diente en diferentes capas.
4. Se utiliza una luz intensa para endurecer (curar) cada una de las capas de la resina a medida que se van aplicando.
5. Una vez curada la última capa, el odontólogo da la forma y lustra el material resinoso para que luzca de esta manera un diente natural y brillante.

BLANQUEAMIENTO
El color y la estética de los dientes no siempre esta relacionado con el estado de salud, existen variedad de tonalidad según la genética de la persona, que también son modificados por los hábitos, por factores medio ambientales, la oxidación de las “antiguas amalgamas” o por tratamiento de conductos.
El blanqueamiento dental es un tratamiento que tiene como finalidad aclarar los dientes, cambiando su color natural por uno mas blanco, sin dañar el tejido del diente ni abrasionar su superficie, también es posible eliminar las manchas a través de un proceso de remoción. Existe dos diferentes tipos de tratamiento, los dos más usados son:
Ambulatorio: lo realiza el paciente en su domicilio, y es él quien se aplica un gel diariamente con la utilización de una placa de blanqueamiento que le facilita el odontólogo y logra excelentes resultados en 15 días.
Inmediato: en el cual es el odontólogo quien aplica un gel de mayor concentración y utilizando una lámpara de blanqueamiento de arco de plasma se logra el mismo resultado en una hora de tratamiento. La supervisión de un odontólogo es fundamental para la aplicación del material sobre los dientes y encías ya que el producto utilizado es altamente concentrado. No existen limitaciones en cuanto a quien pueda recibir este extraordinario y eficaz tratamiento, con excepción de mujeres embarazadas.